Paran empleados de penal, aseguran que el ataque fue por privilegios

Paran empleados de penal, aseguran que el ataque fue por privilegios

105
mayo 13, 2019

Pedro Tonantzin/Sur Digital

Coatlán del Río, Mor.- Personal del Penal Femenil Federal número 16 de Coatlán del Río, protestaron afuera de las instalaciones y se negaron a trabajar este lunes, para exigir justicia tras el asesinato de sus compañeros el pasado viernes. Aseguran que la falta de personal y la omisión de las autoridades los hace vulnerables a los criminales.

Mariel Camez sobreviviente del ataque explicó: “Estábamos esperando el autobús, cuando yo puse el primer pié sobre el autobús empezó la balacera, yo todavía alcance a ver a los encapuchados, solamente yo subí gateando me escondí en algunos de los asientos y me hice la que estaba muerta, seguí escuchando muchísimos disparos, estuve ahí como en un tiempo de reposo; cuando yo abro mis ojos, mientras oía los disparos una compañera gritó ¡no, por favor tengo hijo!, cuando abrí los ojos mi compañera estaba al lado de mí, herida con cuatro impactos de bala, gritaba por ayuda todo mundo estaba muy asustado”.

La trabajadora, asegura que la sobre carga de trabajo obligó a su compañera a salir a trabajar: “Solamente quiero hacer alusión a esto porque el atentado fue el día de las madres, mi compañera era madre, pero justamente ella no tuvo oportunidad de descansar, porque ella tiene una modalidad de horarios, que trabaja durante 10 o 12 horas durante cuatro días, descansa tres, pero por tener ese horario ella no fie digna de recibir ese día como descanso para estar con sus hijos”.

La falta de personal a ocasionado que los empleados sean amenazados por las internas federales, las cuales son consideradas las mujeres más peligrosas del país. Y las autoridades no apoyan a los empleados para poner orden.

Daniela Cruz empleada del penal expresó: “Nosotros lamentamos mucho lo sucedido con nuestros compañeros, porque más que compartir un trabajo con ellos se comparte una vida, son nuestros amigos, tienen familia, tienen hijos su familia compañeros están con nosotros, nos mandan decir que nos cuidemos mucho, que exijamos nuestros derechos, que exijamos justicia para ellos”.

A 72 horas del ataque dice que no se ha incrementado la seguridad: “Y eso ni siquiera lo hemos visto el día de hoy, ni ayer, ni el sábado, como es posible que posterior a los hechos nos dejen solos, se permita que todavía estemos siendo trasladados sin seguridad, ¡por favor tóquese un poquito el corazón, somos personas!, todas las que laboramos aquí las que están allá adentro, también son personas, somos seres humanos”.

El recorte de personal y la falta de recursos ha provocado que sólo haya 12 custodias por turno, atiendan un total de 900 reas, todas ellas ligadas a las organizaciones criminales más importantes del país.

Anel López oficial penitenciaria, confirmó la sobre carga de trabajo: “Nuestras compañeras están laborando más de 24 horas, a veces laboramos hasta 30 horas, es imposible trabajar, sin comer, ya no podemos, de verdad que atendiendo muchos módulos, incluso estamos en un módulo y esta nada más la compañera, estamos dos personas para nosotros ya no podemos con está situación y pedimos la intervención de las autoridades”.

Los trabajadores acusan directamente a la directora del penal María de los Ángeles García Martínez, de haber tenido conocimiento de las amenazas y no haber aplicado el protocolo, para garantizar la seguridad de los trabajadores.

Yoshio Váldes Empleado del área jurídica dio detalles de la protesta, “No vamos a trabajar el día de hoy, no vamos a trabajar hasta que nos escuchen, hasta que alguien venga y nos dé la cara y nos garantice la seguridad”.

Los trabajadores creen que la falta de personal a ocasionado un descontrol interno de las reclusas, quienes han agredido verbal y físicamente a las custodias por eso creen que las amenazas tienen como objetivo conseguir privilegios.

Mariel Camez sobreviviente del ataque añadió: “Se organizaron dos semanas de fiesta para festejarles su 10 de mayo, entre ellos el día de hoy se iba a hacer un evento grande, con mesas, manteles, con una comida muy especial, es ahí la parte donde decía mi compañero del jurídico, pues a veces es excesivo el privilegio y la parte de un descuido al personal”.

Yoshio Váldes agregó sobre este mismo tema: “Se habla de muchas versiones, personas que quieren privilegios, se habla de personas que son privilegiadas de alguna u otra manera, y pues creo que eso ha afectado porque se han dejado llevar situaciones a extremos”.

La investigación por lo pronto sigue en manos de la Fiscalía de Morelos, aunque las autoridades locales le han pedido a la Fiscalía General de la República atraiga el caso.

Compartir ahora...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print