No permitirá ayuntamiento que inspectores extorsionen a comerciantes

No permitirá ayuntamiento que inspectores extorsionen a comerciantes

162
febrero 7, 2019

NI UN PASO ATRÁS CONTRA LA EXTORSIÓN O CUALQUIER ACTO DE CORRUPCIÓN DENTRO Y FUERA DEL AYUNTAMIENTO DE CUERNAVACA: ROMERO BENÍTEZ

 

 

El Gobierno de Cuernavaca reitera su compromiso de mantener vigente la política de “cero corrupción” contra aquellos servidores públicos que pretendan extorsionar o chantajear a los ciudadanos, al comercio organizado y a prestadores de servicios.

 

 

El Presidente Municipal Antonio Villalobos Adán, ha sido muy claro al dirigirse al personal en general, entre ellos al cuerpo de inspección de Gobernación, de abstenerse de cometer cualquier acto fuera de la ley porque serán objeto de sanciones administrativas y de tipo penal, si fuera el caso.

 

 

El Secretario del Ayuntamiento, Erick Santiago Romero Benítez, afirmó que van en serio los programas de transparencia y anti corrupción, que lo nuevos integrantes del cuerpo de inspección fueron capacitados en la reglamentación municipal para poder desempeñar cabalmente la función de vigilar que haya orden dentro del comercio y en la prestación de servicios.

 

 

Los inspectores pueden ser identificados claramente porque fueron debidamente uniformados con playera y gorra blanca con los logotipos oficiales del gobierno de Cuernavaca, además de que portan su identificación con fotografía y nombre.

 

 

Romero Benítez exhortó a los ciudadanos, al comercio organizado y los prestadores de servicios a que den su voto de confianza a este nuevo cuerpo de 52 inspectores de Gobernación. Pero también los invitó a que denuncien cualquier acto de abuso de autoridad para que se investigue y sancione porque “no habrá impunidad para quienes cometan actos corruptivos”, sentenció.

 

 

En respuesta a las propuestas de las cámaras de Comercio de Cuernavaca y del Pequeño Comercio (CANACO – CANACOPE), el Secretario Municipal insistió que la instrucción del alcalde Antonio Villalobos es de “no permitir ningún acto de corrupción por parte del cuerpo de inspección”.